Implantación de las energías renovables en las granjas

Las energías renovables son una de las tendencias que actualmente se encuentran en un importante nivel de crecimiento por las diversas explotaciones que genera en las granjas agrícolas y ganaderas. La implantación de las energías renovables en las granjas se realiza con el propósito de optimizar estos sectores.

Hasta hace poco tiempo la principal energía que se consumía en granjas agrícolas y ganaderas era el fósil, pero al día de hoy y con un muy buen ritmo la energía renovable ha tomado un protagonismo importante, de hecho hoy se pueden vender los excedentes y de esta manera generar importantes ingresos.

Beneficios de la energía renovable en las granjas

Las energías renovables que se implementan en las granjas agrícolas y renovables son: la fotovoltaica, la geotérmica, la eólica, y la biomasa, todas estos tipos de energía renovable ofrece dos grandes beneficios si se implantan correctamente.

El primero de los beneficios es el ahorro, especialmente la fotovoltaica, que es una energía muy económica, su patente es de las más eficaces y con la bajada de precios de los paneles solares son una excelente opción. Igualmente la geotérmica, la eólica y la biomasa son mucho más rentables que la energía eléctrica.

Otro de los beneficios que otorga la implantación de las energías renovables en las granjas es el vender los excedentes de la red eléctrica. Con la venta de este tipo de energías se pueden obtener importantes ingresos.

Para instalar estos tipos de energías renovables lo principal es realizar un análisis. Con la realización de este paso se podrá conocer con exactitud cuáles son los picos de demanda energética y una vez obtenidos los resultados, se puede conocer que método de energía renovable es la mejor opción para implantar dentro de una granja agrícola o ganadera.

El futuro de las granjas

El futuro de la implantación de las energías renovables en las granjas es un proyecto que será clave para el año 2030. En las granjas avícolas la energía del futuro será la energía fotovoltaica, una energía que se volverá un elemento imprescindible no solo por la reducción de gastos que otorga, sino por la supervivencia.

Las granjas avícolas son las que requieren de mayor consumo de energía no renovable, por la iluminación y climatización. Los avicultores requieren de condiciones óptimas de luz, temperatura, humedad y calidad  para sus instalaciones y así mantenerse estables a lo largo del año.

Mientras que la implantación de las energías renovables en las granjas agrícolas y ganaderas puede ser cualquiera de las antes mencionadas, todas otorgan muy buenos beneficios y resultados increíbles, especialmente en verano donde los panales solares generan una mayor cantidad de energía y con una explotación sin ningún tipo de costo.

Luego de conocidas todos los beneficios que otorgan las energías renovables en las granjas agrícolas, ganaderas y avícolas es imposible no pensar en que serán la apuesta del futuro, y con una seguridad garantizada.

En Europa, la comisión europea determinó el año 2020, que el 32% de la energía proceda de fuentes renovables por lo que su futuro quizás sea más pronto de lo esperado. El impacto que tiene este tipo de energía lo convierten no solo en una excelente opción para granjas sino para cualquier sector que se preocupe por el aspecto económico y ambiental.